sábado, 4 de octubre de 2008

...UN MENSAJE

---( 17 Febrero de 2.008 )---



Dije que escribir en un blog era como lanzar un "mensaje" en una botella, quizá alguien lo encontraría y lo haría un poco suyo.
¡ Ha sido así!.
El mensaje ha llegado, han leído mis pequeñas VIVENCIAS.

Ha pasado el tiempo estamos en Octubre. ¡ Soy feliz!

Durante este tiempo he hecho amigos/as, he recibido palabras de cariño, de ánimo.
He conocido a personas que nunca soñé conocer.
Mi familia se ha volcado conmigo animándome a continuar.
Me gustaría que me acompañaseis en esta aventura, que el blog siempre, siempre, fuera un lugar de encuentro.

Os quiero.

María Luisa.

8 comentarios:

Betty B. dijo...

Pues yo paso a agradecerte tu visita a mi bitácora, y a decirte que tienes una nueva lectora.
Si a ti te hace feliz, haces muy bien en lanzar estos "mensajes en una botella".
Un saludo, Maria Luisa.

Maria Luisa dijo...

Mi querida Olga, ¡Que feliz me siento! Me animas.
Leo tu prosa tu poesía, tan perfecta. Tan bonita.
¡Alucino!, ´me dedicas un ratito de tu maravilloso tiempo.

Millones de gracias.

Marta dijo...

Es un placer leerte, Mª Luisa. Vengo de fin de semana largo y lo primero que hago es encender el ordenador y ver que estás ahí.
besos
MArta

Juan Manuel Macías dijo...

Muchas gracias por tu visita y tus comentarios, maría Luisa. También te has ganado un lector, como dice Olga. Un abrazo grande.

Maria Luisa dijo...

¡ GRACIAS!¡ GRACIAS!
Me he permitido apropiarme de un trocito de "EL RITMO" (Arquíloco de Paros)
RÍE LAS DICHAS, LLORA LOS MALES, SIN EXCESOS...
Como tú bien dices, este poema tranquiliza, te hace pensar.
Muchos besos

Manuel Arribas dijo...

Sigue haciendo camino... que te seguimos.

Un abrazo
Manuel.

------

Maria Luisa dijo...

Vive las fiestas con intensidad,
Sé que la frase es repetida millones de veces, pero es verdad
¡A vivir que son dos días!.

A todos los que llenen vuestra casa, un abrazo grande.

Gracias por visitarme.

Tracy Lord dijo...

Felicidades por ese mensaje en botella que ha llegado a tantos sitios, María Luisa!
Marcho a leer sobre los gigantes...
Un saludiño!