domingo, 19 de octubre de 2008

....A PETICIÓN !

Hablo a menudo con mis nietas por teléfono, ellas me cuentan las cosas del "colé", sus amigas, los deberes, yo les explico mis aventuras, comida, plancha, charla con las amigas, (vamos como se dice: ¡ Un no parar...
!Ahora al tener instalada la Webcams como nos vemos parece que estamos más cerquita, también nos conectamos al Messenger, ¡Que inventos!.

En el año 1.998 les escribí un pequeño cuento.
Han pasado los años entonces eran muy pequeñas ahora tienen 13 y 10 años.
Hablando con ellas me dicen que su madre ha guardado las cartas, postales, los cuentos que yo les he enviado durante estos años.
Me comentaron que han leído uno de los cuentos que les dedique, que les ha gustado.
Me dicen: Yaya:
¿Por que no lo escribes en el blog?

El titulo es: "UN TESORO "
Que abuela se resiste a las peticiones de sus nietas.... ¡Ninguna!.

Lo transcribo como lo escribí en el año de 1.998

- UN TESORO -

Mis queridas nietas, os voy a contar un cuento:
Erase una vez una abuelita que estaba muy triste porque había perdido un TESORO en el mar, ella sabe que el mar lo guardará para siempre.
Un tesoro es como un precioso juguete que te gusta mucho, te sientes feliz por tenerlo de jugar con él.
A la abuelita le gustaba mucho el mar, paseaba muchas veces por la orilla de la playa para disfrutar de sus olas y mojarse los píes.

Un día, una ola muy grande trajo una caracola. (Dicen que las caracolas tienen magia).
Sí te la acercas al oído oyes músicas lejanas, vientos suaves de mares cálidos, hasta el canto de las sirenas...
La abuelita cogió la caracola y se la llevo al oído: - ¿Sabéis que paso...?

Oyó la voz de su Tesoro que le decía: ¡JUEGA CON LAS OLAS!

"Las olas acariciaran tus manos, refrescaran tu cara, jugaran contigo, te llenaran de amor, de besos... "
Mis querida nietas, me gustaría que cuando vayáis al mar "juguéis" con las olas, seguro que "nuestro- TESORO" , os besará, cuidará, quizás sea la única manera de acariciaros.

Fin.

Añado la cita de J.L. Borges.
"Solo aquello que se ha ido es lo que nos pertenece"

María Luisa.

21 comentarios:

Marta dijo...

Querida yaya. ¡Cuánto te queremos!
Que cuento tan bonito. Mamá siempre nos ha hablado del tesoro que tú hablas. Siempre lo sentimos cerquita nuestro, aunque no estemos en el mar y sepamos que de alguna forma está ahí. Nos gusta tener un tesoro compartido contigo y sólo nuestro. Gracias yaya joven.
Andrea y Sara

Maria Luisa dijo...

Mis queridas nietas, no me salen las palabras, solo os puedo decir:

¡OS QUIERO!
¡OS QUIERO!
¡OS QUIERO!

Gracias por quererme, por comprenderme.

Marta Fernández Olivera dijo...

Mª Luisa...el cuento es muy bonito y sentido. No se que decirte, sólo que lo mejor que puedes hacer, es canalizar tus penas y alegrias a traves de la comunicación, y la escritura se te da muy bien. La caracola que te trae el mar, los besos de espuma y sal de las olas, las caricias de la brisa al sol, los susurros de gaviotas que te llevan a sentir tu tesoro, tu íntimo y fragil tesoro.
Un abrazo.

Maria Luisa dijo...

Mí querida Marta: Creéme que si viviera como tú junto al mar, ahora que tengo más tiempo para mí, me acercaría al mar y como tú dices; Me llenaría de besos de espuma.
Gracias, por visitarte.
Besoooooos

art of toyz dijo...

siempre consigues emocionarme... besos

Esther dijo...

Realmente precioso, MªLuisa.
Un besazo.

Betty B. dijo...

Eres un encanto, María Luisa. Y un tesoro para tus nietas, como ellas para ti.
Besos.

Maria Luisa dijo...

Para todos/as los que me enviáis comentarios y leeís mis pequeñas Vivencias, deciros ¡GRACIAS!
Gracias, por darme ánimos, comprenderme, quererme...

Os quieroooooo

María Luisa.

William Alexander López Amaya dijo...

Mucha razón tienen tus nietas, es un cuento lleno de ternura y magia, a la vez es un gran regalo para ti, este cuento tiene 10 años y esta conservado como un tesoro, muestra el amor hacia su abuelita !

Abrazos

senovilla dijo...

Precioso, mañana se lo dejo a Jorge y Lucía como regalo.

Saludos.

Maria Luisa dijo...

Mí querido senovilla: Dejarme ser un poco abuelita o yaya de vuestros hijos. Disfrutarlos, ¡no sabéis lo rápido que crecen!
Me emociona que te haya gustado el cuento. ¿Has leído el comentario de mis nietas?
No hace falta explicar nada, todo se comprende...

Os quiero. Gracias.

Maria Luisa dijo...

Tienes razón William:
-Es un buen regalo para mí, yo diría que el ¡MEJOR!.

Un abrazo grande, lleno de ternura, de magia.

Maria Luisa dijo...

Mí querida betty ¡Verdad que tengo unas nietas adorables...?
Son un regalo precioso.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...me lo imprimo y esta noche se lo cuento a mi crió. (con tu permiso)
Gracias María Luisa.

Maria Luisa dijo...

Deseo que le guste. Lo escribí con todo mi amor. Dale a tu hijo un beso de mí parte.
Gracias por vuestra ayuda, por comprenderme, animarme.
Besooooos-.

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Emotivo e intenso el cuento....me ha cautivado....todos tenemos algún tesoro.
Un beso muy grande y un abrazo prolongado.

Maria Luisa dijo...

Para todos los que me seguís, me animáis.
Os pido que entréis en el blog de Marta Fernández Olivera. Ha escrito una prosa deliciosa titulada "El mar". Ha comprendido mis sentimientos...
Leerlo, disfrutarlo como yo.
Es un maravilloso "CUENTO", para leerlo a vuestros hijos.
Ya se que la seguís, la conocéis. ¡Leerlo!
Os quiero a todos. ¡GRACIAS!

Tracy Lord dijo...

¡Me encanta!
Hoy no te escribo nada más elaborado, que se me hace tarde...
Besotes!

Manuel Arribas dijo...

Yo quería mucho a mis abuelas.
Su recuerdo está presente.
Una abuela es mucho.

media luna dijo...

Mis abuelas nunca me contaron un cuento tan bonito, pero yo, espero poder hacerlo algún día e inundar el mar de tesoros tan dulces como los tuyos.
¡Enhorabuena por esas dos nietas preciosas!

Patty dijo...

Hola María Luisa!
Como ves me he pasado a leer esta entrada, no podía perdermela! Tienes una imaginación desbordante y un cariño gigante para todos los que te quieren, estén presentes o no.
Precioso cuento. Un regalo enorme para tus pequeñas!

un besazo enorme!