martes, 6 de octubre de 2009

YAYA.... ! YAYA... !


Me gustaría que pudieseis oírlo; ¡ Que bien suena... !
He tenido este fin de semana a mis nietas Andrea y Sara.
Vinieron el viernes por la tarde.
¡ He sido FELIZ ! ¡Muy FELIZ !

Cuando murió mi marido les di las llaves de la casa y les dije:
" Él querría que las tuvieseis vosotras para que vengáis cuando os apetezca,
esta es vuestra casa".
Así lo han hecho siempre con las llaves.
Para sorprenderme me llamaban por teléfono y me decían:
"Yaya, salimos a las cuatro de la tarde más o menos.
Yo calculaba dos horas pues... sobre las seis.
Normalmente siempre me engañaban sobre la hora, al cabo de media hora o un poco más abrían la puerta y me decían:
"Te lo has creído yaya..."
"Ya estamos aquí!

Esta vez yo en la terraza mirando cuando llegaban tenía una sorpresa para ellas, pero yo callada.
De pronto me llama por teléfono una amiga, entro para contestar, mientras estaba contándole que estaba esperando a mis nietas, suena el timbre del (vídeo-portero), había pasado menos de una hora desde que me habían dicho que salían , pero ellas no sabían que hacía poco tiempo cambiamos el bombín de la puerta del patio y por lo tanto su llave no valía.
Cuando miro y las veo con su madre, saludándome como en la tele, no parábamos de reírnos.
Pregunto: ¿ A que piso van ustedes...?
Yaya, venga abre la puerta...
Yo diciendo: "No sé, No sé..."

Han sido pocas horas, pero que horas más intensas, cuantos recuerdos se me agolpan de pronto, las quiero, las voy a desgastar a besos y abrazos.
(No cuento por días, porque me parecen pocos).
Os envío el programa.

-Viernes, comentar un poco como ha ido el viaje, despedir a su madre, bajar al super-mercado que tengo enfrente de casa para comprar chuches o lo que quieran ellas, ligera merienda, ir a buscar a mi hija Ana y tía de ellas a la "ofi".
Tomarnos algo en una terraza el tiempo es perfecto, hacer un recorrido por los escaparates para el sábado ir directamente a las tiendas que en el escaparate han visto algo que podía gustarles..., después a cenar en el restaurante como siempre la clásica pizza. Vuelta a casa y a contar y contar cosas del colé, amigos/as...

- Sábado, no les costó levantarse, nada menos que ir de: ¡Tiendas, Comprar!
- Yaya, - Ana: ¿ Como me sienta esto...?
¿ Como me ves...?
Compramos mucho y bien; enseguida se nos pasó la mañana.
Decidimos comer en el restaurante para reponer fuerzas y yo no entrar en la cocina.
Volvimos a casa, descansamos y a las cinco otra vez de tiendas.
Vuelta a los probadores:
¿Me sienta bien ?- ,
- ¿Que te parecen las botas...?-
¡ Esto si que me gusta!
¡Vamos un no parar !.
Estábamos tan cansadas que decidimos cenar en casa un (picoteo) y hacer desfile de los modelos que se habían comprado.
-El marido de mi hija nos dejó el viernes entero para nosotras -.

- Domingo, nos levantamos tarde, me pidieron que les hiciese su comida preferida, ¡canalones!, ahí que voy a lucir yo en plan cocinera, me salieron buenos no, ¡Buenísimos!, creo que pongo tanto amor que me salen bien por fuerza.
Y eso que la cocina, bueno cocinar (como que no), pero si es para los que quiero echo el resto.
(Esto para SEFA y PILAR, casi guiso como vosotras)

La tarde se pasó volando, sobre las seis las vinieron a buscar.
Nos quedamos con la casa revuelta pero felices.
Me gusta tener la casa llena de vida, las cosas un poco fuera de su sitio, que se note que se vive.

- Lunes, empecé a recoger y no quise que la tristeza se adueñara de mi, solo decía: "Que feliz he sido, como hemos disfrutado..."

Por la calle cuando me encontraba amigos/as, o vecinos/as, me decían:
Donde has dejado el babero...
Has engordado por lo menos 20 kilos pero..., de felicidad.
¡ Qué mayores...! ¡ Qué altas...! ¡ Qué guapas...!
Yo diciendo: Es que casi tienen 15 y 12 años...

Es verdad, cuando vienen me siento feliz,muy feliz...
No quiero ser la "abuelita" me gusta como suena:
¡YAYA! - ¡YAYA !
Quiero vivir el momento, nada más.
Ahuyentar todo lo que duele.
Sé que compartís mi felicidad, que os alegráis. ¡ Lo sé !


María Luisa.

24 comentarios:

Lujo dijo...

Holaaaaaa MªLuisa,
Me alegro que lo hayas pasado genial este finde con tus nietas.
Creo que arrasaban cuando entraban en las tiendas.
Piensa en lo bonito que tienes y piensa en el próximo finde u otra receta de canelones.
Ais, cualquier día tienes que darnos tu receta y toque especial a las novatas. :)
Muchos abrazotes enormes y disfruta de lo bonito de la semana.
Pd:Creo que la próxima semana hay puente ;)

Marta dijo...

Mª Luisa. Te adoran. Te quieren.
Ahora mismo están acostadas,pero cuando sus deberes les dejen un hueco seguro que les encanta leer lo que has escrito.
Eres una abuela "GENIAL" eres una "GRANDÍSIMA ABUELA" ¡Cuánto disfrutan contigo, Mª Luisa! Y qué riquísimos tus canelones. Recuerdo que era la comida favorita de su padre. Bueno, en realidad no eran los canelones, si no tus canelones. ¡Qué buenísimos! Son muy felices cuando están contigo. Y luego, tu presumirás de nietas, pero ellas presumen de abuela: "si, en Monzón, con mi abuela, la del blog, la que tiene mesenger, la que nos dejaba de pequeñas decorar todas las macetas de su terraza, la que nos dejaba vaciarle la nevera y la despensa para hacer comiditas y luego elabórabamos menús, la que se tiraba en el tobogán con nosotras... La envidia de todas las abuelas.
Gracias, Mª Luisa. Gracias por ser tan tan tan especial
Te quiero, guapa.
Un besazo

MiMundo dijo...

...si es que con esos planes...¡yo también me apunto!...eres un sol...un abrazo...

Balovega dijo...

Hola preciosa...

Un fin de semana estelar con tus nietas.. y que envidia.. cuanto daría por probar esos canelones tuyos.. que ricos!!.. es uno de mis platos preferidos..

Miles de besotes mi niña... te quiero mucho.. bellos sueños amiga

SEFA dijo...

Amiga, que bien lo he pasado leyendote, lo he vivido y ademas esos canelaones.............me daras la receta, ya sabes cada persona los hace diferentes y una receta mas siempre es bueno conocerla.
Sigue disfrutando de tus nietas y seguro que ellas se lo pasan muy bien contigo.
Te mando un abrazo y hasta pronto.SEFA

Fernando Manero dijo...

Eres generosa, entregada, afable y todo se te hace poco para los que te rodean y a los que quieren. Son afortunadas tus nietas porque te tienen a su lado. Lo describes tan bien que te oimos, nos resuenan tus voces, las de ellas, las del entorno. Creas a tu alrededor un ambiente de calidez, afecto y buen humor. Es lo que dejará huella en tus nietas, que jamás olvidarán lo qued fuiste y lo que hiciste para que su vida fuera más agradable. Un abrazo

Maria Luisa dijo...

Lujo querida-

Les digo a mis nietas, yo soy una yaya buena, ¿ Verdad?.
- Ellas me contestan: Pues claro...
Ayyy "tesoros" como solo estámos entre todo el año como 12 o 15 días juntas, no os regaño, os consiento todo, os dejo hacer lo que quereís, pregunto:
¿ Seré por eso una yaya buena...?

Yaya no, es porqué nos quieres y mucho.
Yo digo : Bueno, bueno...

(Menudo chantaje empocional que les hago).
¡ Que malosa soy, me gusta oíles decir que las quiero y enseguida vienen a darme más abrazos extras!.¡Soy feliz!

Lujo gracias. ¡También te quiero!

(Otro día os explicaré la receta de los canalones).

media luna dijo...

¡Cómo no vamos a compartir tu alegría! Parece como si nos lo estuviéras contando de primera mano. Casi pude escuchar tu voz y la de ellas diciendo ¡yaya, yaya! Sin duda es un magnífico regalo el poder disfrutar de tus nietas. Nadie mejor que ellas para ahuyentar las penas. Seguro están tan llenas de vida que se contagia.
Un beso grande María Luisa desde esta quietud mía.

Tracy Lord dijo...

Yaya, si es que solo leerte se le anima a uno el cotarro una barbaridad. Nos lo cuentas de tal manera que si a uno no le entran ganas de decir "voy a pasarlo yo también asi de bien" es que todavía no se ha despertado.
¡A ver con qué nos sorprendes el proximo día!
Besos!!

wivith dijo...

Que bonita es la palabra "yaya"y eso que yo, de las mías no he disfrutado nunca, aunque vivian las dos hasta hace unos años.
Yo aún no tengo nietos (que tarden, que no están lso tiempos para nietos, ahora), mi hija aún es joven y ella tampoco se ve madre, de momento (ni falta qeu hace).
El día que me llamen "yaya", a mí no se me caerá baba, sino que acabaré siendo un charquico de saliva.
Me alegro de que disfrutases de tus nietas.
Mi frase favorita... "carpe diem", "vive el momento".

Pochoncicos.

Maria Luisa dijo...

Marta, mi querida "niña".

Gracias por haberles inculcado el amor y el cariño que nos tienen, solo devolvemos un poco de lo mucho que nos dan tus hijas, (mis nietas y sobrinas)
¿Que no haría una madre, tia o una yaya para que no notasen las ausencias...?
Quiero que encuentren siempre en mi o por lo menos lo intento una yaya feliz, contenta, complaciente que les consiente todo, todo, ellas se merecen que se les quiera así, son una maravilla, educadas, estudiosas, guapas, y sobre todo me quieren.
Dices bien, les deje pintar las macetas que aún conservo y admiro.
Marta sabes que soy así... Disfruto jugando con ellas, comprando, riendo, viviendo...
Siempre digo que nosotras rompemos el mito (nuera-suegra) ayyyy lo que nos queremossss.
Me has dejado este fin de semana lo mejor de TI, mis nietas Andrea y Sara.
¡ Gracias!
Te quiero Marta, lo sabes.

Maria Luisa dijo...

Mi Mundo-

Ya ves que fin de semana...
¡GENIAL !
El próximo te avisaremos y todas en tropel a comprar, comer, disfrutar.
Y además a llamarme YAYA.
Eso es imprescindible.
Gracias cariñico por tus palabras y tu visita.
Un besazoooooo

Maria Luisa dijo...

Balovega-

La cocina o sea cocinar no es lo mío, pero si tu me pidieras "canalones" ahí que voy yo con todo mi cariño y los cocino.
Seguro que me dirías: María Luisa, ¡Ricos, Ricos...!
Todo lo que se hace con voluntad y mucho amor siempre sale bien, como se dice: Los bordaría.

Te quiero mucho Balovega.

Maria Luisa dijo...

SEFA-

No quiero presumir, pero la inspiración de tener a mis nietas hija y yerno ayuda. Puse una mesa de "pelí", y la comida me salió de 10.
Ha sido un fin de semana VIVIDO, lleno de ternura, risas, abrazos...
Cuando se pasa también, el tiempo debería ir más lento.
Ya te mandaré mi humilde receta.
SEFA, aunque sea de una alumna siempre se aprende algo.
¡ Va por ti maestra de la cocina!

Un abrazo bien grande.
Gracias SEFA por tu cariño.

Maria Luisa dijo...

Fernando, gracias por tus bonitas palabras-
¡ Soy así!
Me gusta que los que me rodean se sientan bien. Facilitarles las cosas, si pudiera les quitaría hasta los problemas pequeños o grandes.
A veces pienso que es puro egoismo...ya que si ellos están bien yo FELIZ.
Desearía que me recordasen como una mujer sencilla, cariñosa, dadivosa en el amor.
Fernando creo que es el mejor recuerdo que podemos dejar a los nuestros
Yo por lo menos lo intento.

Un abracico bien grande.
¡Gracias por tu visita!

Maria Luisa dijo...

Media Luna-
Cuando vienen mis nietas, viene un trocito de mi querido hijo.
Las miro, intento adivinar gestos, miradas que me recuerden momentos vividos.
Soy una "madraza" y una "abuelaza", además me gusta ejercer como tal, tener la casa llena.
Durante el año como todos tengo días espesos, lentos... estos momentos me compensan otros.

Un abrazo grande lleno de cariño.

Maria Luisa dijo...

Tracy, mi querida Tracyyyyyy.

Ven que te cuidaré, no sabes lo feliz que seré mimando a un "tesoro" como es mi niña petticotera.

Te quiero mucho, mucho.
(Yaya LU)

Maria Luisa dijo...

wivith-
¿ Verdad que la palabra YAYA es preciosa ?
Solo conocí a mi abuelo materno, tenía yo solo cuatro años, me acuerdo de pocas cosas, solo recuerdo que era muy "viejecito".
wivith, el día que tengas nietos/as sentirás una sensación distinta a la de ser madre, los años nos serenan, convertimos su nacimiento en un milagro.
Volvemos a sentirnos "madres"pero de otra manera, los miras, los acaricias, los luces como la mejor joya y es que lo son.
Prepárate el babero bien grande ya que es una sensación única, la vives intensamente dices: " Mira mi nieto o nieta y se te llena la boca.
Pochoncitos y muchas acarrazadas. cielico.

Patty dijo...

Hola María Luisa!

Qué felicidad trasmite esta entrada eh? Aún a jueves necesitarás llevar el babero... Jajaja!!
Me alegro de que todo fuera bien y que disfrutarais a tope!!
Estos momentos que están cargados de tanto amor, tanta alegría, tanta ilusión y tantas cosas bonitas, tan sólo un par de días bastan; porque lo que importa es la "calidad" del tiempo compartido y no la cantidad.

Espero que pronto vuelvas a tener la casa revolucionada!!!

Un besico

Patty

Maria Luisa dijo...

Patty, es verdad el refrán:
"Si es bueno con poco basta"

Lo hemos pasado bien, bien, ya sabes la casa siempre ordenada, no hay nadie que me la revuelva, me gusta el desorden cuando vienen Andrea Y Sara, es un desorden, "ordenado".La casa se llena de vida, de pronunciar muchas veces:
"Yaya, me dejas..."
Yaya, jugamos..."
Yaya, vamos a comprar..."
Yaya te QUEREMOSSSSSSS".

Patty que bien suena.

Te quiero mucho, mucho, mucho.

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Que programa tan apretado y chulo...tus nietas encantadas se irian.
Besicos.

Maria Luisa dijo...

Querida Mª Teresa.
Cuando vienen las tengo que disfrutar como si las tuviera todos los días....
Las beso, las extrujo, les consiento todo, todo.

Son el mejor regalo que me dejo mi querido hijo.
¡Solo verlas ya me alegran el alma y me alivian los adioses!

Te quiero mucho.¡Gracias!

Bea dijo...

Llego después de un mes de yeso en mi pierna, y me encuentro con este "fin de semana" maravilloso!
No sabes cuánto te quieren y querrán esas nietas que te hacen engordar de felicidad.
Yo sé muy bien lo que sientes, pues tengo 4 nietas.
Julia de 9, Sofía y Paulina de 7 (mellizas) y Mariana de 5.
Cuando se me aparecen las 4, mi casa desaparece.
Ellas se encargan de transformarla (literalmente).
Creo que es la etapa más maravillosa de cualquier mujer: SER ABUELA.
Tu eres una ABUELA GENIAL y vaya si se nota!
Mi alegría es enorme, al verte tan feliz.
Un abrazo enorme de tu amiga.

Maria Luisa dijo...

Querida Bea-
Gracias por dedicarme un ratito de tu tiempo.
Es verdad, me siento una yaya privilegiada, tengo unas nietas que son una delicia.
Tu conoces la experiencia de ser abuela, ese "revolver la casa", es muy agradable, quizá si fuera todos los días no se... bueno que importancia tendría "Ninguna".
Te besan, te cuentan sus cosas, te miman y nosotras nos dejamos...
¡Somos felices!

Cuídate mucho mi querida Bea.
Te deseo una pronta recuperación.
Muchos, pero que muchos besos.