lunes, 18 de mayo de 2009

...MAYO DE 1.961



En el mes de Mayo del año 1.961, murió mi padre.

Han pasado muchos años pero su recuerdo nunca se va.
Yo era muy jovencita los recuerdos a esas edades se gravan con más fuerza.
Cuando ocurría una desgracia así , sobre todo en los pueblos medianamente pequeños todos nos conocíamos, todos de una manera u otra éramos medio familia. Nos uníamos mucho más.
Siempre digo que España siempre estaba de luto, años de lutos, largos, largos, de persianas bajas, de silencio...

Monzón ha crecido mucho, somos más 17.000 habitantes, pero aún hay amigas/os de mi edad que recuerdan a mi padre, con los cuales compartí barrio, juegos, meriendas, tardes largas de vacaciones, de jugar en la calle, todas las casas siempre estaban abiertas para todos.

Mi padre era un hombre de mente joven adelantado a su tiempo, alegre, cariñoso, orgulloso de su familia, no es porque los que se van parece que "siempre son mejores". ¡NO!
Era : " UN HOMBRE BUENO". Son las palabras que mejor lo definen.
Esos hombres que hacen que la vida sea más fácil.
Siempre tuvo un momento para jugar o contarnos historietas a la hora de ir a dormir.
Nos dio lo mejor de él, su cariño, su amor, su dedicación.

Murió en el tiempo de las cerezas.
- Siempre nos traía un cestillo con las primeras cerezas, las de mejor sabor, las más hermosas.
Recuerdo nuestro campo lleno de cerezos, sus flores preciosas las cerezas rojas, dulces, sabrosas. Cuando las veo en las tiendas aparte de el recuerdo que tengo siempre de él, las cerezas lo traen a mi memoria.

- MI PADRE -



Mi padre fue un labrador enamorado,
curtido de honradez y de paciencia,
sin más sabiduría ni más ciencia
que la que da la escuela del arado.

Nadie le conoció mayor pecado
- ni acaso lo hubo sobre su conciencia -
que amar con excesiva vehemencia
el oficio a que estuvo encadenado.

Buscó en el campo el pan de cada día
al campo dedicó la vida entera,
el campo fue su amor y su agonía.

...Y una tarde azul de primavera
mientras la sementera florecía,
hizo él, en Dios, su propia sementera.


Hace muchos años encontré en un periódico este poema lo guardé.
(No se quien es el autor, lo he buscado pero no doy con él)

Lo leí me gusto porque en él vi reflejado a mi padre.

-Cada mayo como un ritual, lo leo y lo recuerdo...

María Luisa.

32 comentarios:

marisa dijo...

Maria luisa...Es un poema bellísimo, de una emoción intensa.Qué homenaje tan hermoso a tu padre, a su recuerdo.el amor es el lazo más sagrado que hay.Hay una frase de Ortega: "El hombre es un heredero, no un mero descendiente"; pues eso, estamos para recordar a los que una vez amamos, porque no hay vida más eterna que permanecer en la memoria de los que nos recuerdan y nos quieren, para siempre...Te mando un abrazo enorme,corazón.

Lujo dijo...

Hola MªLuisa,
Mi niña, te leí hace un rato y me emocionaste. Llegué al extremo de cerrar el navegador y buscar un momento de serenidad para dejar un mensajito.
De veras, siento mucho tu dolor. El poema es maravilloso y tu homenaje deja sin palabras a cualquiera.
Estoy convencida que allí donde se encuentre, estará muy orgulloso de ti.
Un gran abrazo, de todo corazón.
Bona nit.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...me parece un buen homenaje a tu padre, conociendote a tí solo de un rato, casi me puedo imaginar como era, ...una buena persona.
Un beso.

Balovega dijo...

Holaaaaaa mi querida amiga...que preciosidad de poesía.. una maravilla.. y unas bellas palabras y un estelar homenaje a tu padre..

Este mes de mayo no lo olvidaremos nunca..

Miles de besos .. cuídate mucho y recuerda que te quiero mucho...

SEFA dijo...

Hay amiga, esos recuerdos de cuando nos faltan los padres, nunca se van y cada dia tenemos un recuerdo, el mio fue el verano de 1991, pero no hay dia que por una cosa u otra no lo tengamos presente.
El poema me ha gustado mucho, lo guardo.
Te mando un abrazo y te doy las gracias por pasar por mi blog.SEFA

Maria Luisa dijo...

Dulce Marisa-
¡Como sientes mis sentimientos, como los compartes...!
La memoria es una cosa preciosa,heredamos los recuerdos, memorizamos los momentos.
El día que no podamos recordar, aunque vivamos todo se habrá acabado.
Marisa me duele que mi padre no pudiera conocer a sus nietos/as, sentarlos en sus rodillas, enseñarles los campos, contarles historias.
¡No pudo ser!

Gracias por tu cariño tan sincero.
Un beso grandote.

Maria Luisa dijo...

Lujo- Que cosas más bonitas me dices.
Deduzco que eres muy joven afortunadamente no tienes ausencias importantes que recordar, que te hayan marcado.
Como ves el poema no es mío, pero estoy segura que el autor/a, no les molestaría que se lo dedique a mi padre.

Un beso y miles de gracias por acompañarme.

Maria Luisa dijo...

Querido Fernando, en el carácter nos parecíamos mucho, siempre con ganas de vivir, atropellándonos para hablar.
Mi madre era la que ponía seriedad, el contrapunto.
Mi hermana es más parecida a mi madre.
Fernando mi padre se llamaba Luís, y como yo era la pequeña me permitía llamarlo:
"Papá Luisito" y el ¡FELIZ!

Besos a toda, toda, mi familia "Monegrina"

Maria Luisa dijo...

Balovega- Cuando llega mayo leo la poesía, me alivia, lo repito como un "mantra", lo sé de memoria.
Han pasado muchos años pero teníamos tanto en común, la manera de ser, de pensar, la forma de enfrentarnos a la vida, el querer ¡SEGUIR!, a pesar de todo.

P.D.Tengo problemas con la entrada a tu blog.

Te quiero muchoooooo.

Maria Luisa dijo...

SEFA -
- Por el camino he perdido a muchas personas,¡Todas necesarias, ¡Todas queridas!
SEFA, me pasa como a ti con tu padre, ha pasado el tiempo, sin embargo todos los días hay un momento para recordarlos, cuando vemos a nuestros hijos, a nuestros nietos...
Los recordamos y de esta manera siguen y seguiran.

Gracias por tu comprensión.
Un besico.

Miguel Ángel dijo...

Veo, ingenuo de mí, que el tiempo no cura nada, que los recuerdos se mantienen vivos no importa desde cuándo, si de verdad el ser está tocado.
Tu padre sigue vivo en tu memoria, en el poema que le dedicas cada mayo, en el cariño con que le nombras y en los detalles con los que nos lo explicas…
Merece la pena haber vivido si después seremos recordados de esta manera.
Yo puedo decir que agradezco a la vida haber podido hacer algo por mi padre en su vejez, -no en pago, no-, para no considerarme huérfano de por vida, para mirarme al espejo y reconocerme como hijo suyo; en fin, para pensar y creer que lo que fue lo sigue siendo, no sé cómo, tampoco importa…
Yo tampoco quiero cura, porque no hay dolor, sólo alguna que otra vez siento añoranza, por mi vida que pasó, por su vida que se gastó…
Que a otro mayo vuelvas a recitarnos el poema, y nos hagas a todos sentirnos vivos y agraciados…, y, por lo mismo, también agradecidos.

senovilla dijo...

Recordar es tener presente a un ser querido.

Saludos Cordiales

senovilla dijo...

Te debía un poema.


Muerte, ¿Por qué eres tan indecente?

que llegas para arrebatar la vida

que apareces sin tarjeta de visita

llevándote lo que más queremos siempre.



Muerte, tú realmente ¿Quién eres?

unos dicen que el final de una vida

otros, que el final de un camino triste,

pero no nos engañes, eres la muerte

y no tienes cabida en nuestras vidas.



Das miedo cuando cerca estás

das risa cuando nadie te ve

todo el mundo llora cuando llegas

todos te respetan cuando te alejas.



Muerte, tú que siempre estás pendiente

de que nadie siga con vida eterna,

quizás lo hagas sólo por envidia,

quizás llegues como un triste presente

a llevarte aquello que nos llegó sin querer,

a arrebatar lo que ya estaba en nuestro poder,

ahora entiendo por que te llaman muerte.



Muerte sigue lejos de mi camino

no entorpezcas aquello que es divino

si has de llegar hazlo sin más

pero cuando yo te diga que vengas

no pases esa puerta sin llamarme

acuérdate que tengo que contestarte,

igual no te abro hoy lo dejo para mañana.

Saludos Cordiales

Miguel Ángel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel Ángel dijo...

María Luisa y demás contertulios:

Casi con toda seguridad ya conocéis este regalo que nos dejó José Luis Martín Descalzo, mi paisano, al final de su vida, enfermo de enfermedad terminal, y que es casi su epitafio. Os lo ofrezco con todo mi cariño:

Morir sólo es morir. Morir se acaba.
Morir es una hoguera fugitiva.
Es cruzar una puerta a la deriva
y encontrar lo que tanto se buscaba.

Acabar de llorar y hacer preguntas;
ver al Amor sin enigmas ni espejos;
descansar de vivir en la ternura;
tener la paz, la luz, la casa juntas
y hallar, dejando los dolores lejos,
la Noche-luz tras tanta noche oscura.
Si vale para la propia muerte, ¿cómo no va a ser útil también en la muerte ajena, por amada y querida que ésta sea?

Lujo dijo...

Hola MªLuisa,
Mi niña, gracias por tus palabras...Son muy sabias.
Seguiré tu consejo con la papelera. ;)
Tienes toda la razón....Estos tip@s se retratan solos. Tomo nota de tu consejo.

Para echarle un poco de hhumor al día.....por fis, si los funcionarios se ponen borricos en el asunto de "papeles, papeles" cuéntalo. Saldremos a por ellos con unas cuantas risas.
Abrazotes gigantes!
Feliz día!

Maria Luisa dijo...

Miguel Ángel:
- Dices bien, "Merece la pena haber vivido si después somos recordados de esta manera".
Creo que no hay peor dolor que el olvido.
Miguel Ángel, vamos a presumir:
¡Nos recordaran! Y viviremos.
¡Seguro!
Deseo que sean muchos "mayos" los que nos podamos encontrar.

Un besico.

Maria Luisa dijo...

Querido senovilla-
No encuentro mejor palabra:
¡ GRACIAS !
Estoy contenta, feliz, orgullosa de que un hombre tan atareado me haya dedicado "a mí" una poesía tal dulce, emotiva, tan curativa...
sobre la "Muerte".
Siento mucha emoción esos "nervietes", que te comen el estómago.

Me apropio con tu permiso de un trocito de tu bella poesía.

"Muerte, tú, que siempre estás pendiente
de que nadie siga con vida eterna,
quizás lo hagas solo por envidia...
llevándote lo que más queremos siempre"
¡Gracias!
Un besico.

Maria Luisa dijo...

Gracias Miguel Ángel por el regalo de José Luís Martín Descalzo.

Quizá por la edad conociste la revista "VIDA NUEVA".
Allí publico muchos artículos.
Un hombre integro.
Buscaré cosas suyas para volver a leerlo, sentirlo.

Un abrazote.

Maria Luisa dijo...

Lujo-
A veces hay cosas que duelen, creo que todo se hace con la mejor intención, es verdad que sobre "gustos...", pero si no te va el estilo, la forma, apaga y vamonos. FIN.

Lujo feliz día, no hay nada que cure mejor que unas buenas risas.

Besazos, miles, miles...de risas.

Paco dijo...

escucharte hablar de tu padre es como escuchar hablar a mi madre de mi abuelo... y aunque poco lo conoci, todavia tengo su imagén de marinero querido en la retina de mis ojos.

besos

Nurita dijo...

que lindo!enserio me emocionó!muy muy bueno!!:D te sigo,con tu permiso,sí?esta emoción no se puede retener!

saludos,y un honor!

Miguel Ángel dijo...

Sí, María Luisa, fue subscriptor de Vida Nueva hasta que nos la cambiaron, allá por los ochenta y pico. No he vuelto a leerla.

José Luis Martín Descalzo publicaba periódicamente en ella, primero como corresponsal en el Vaticano, luego, cuando enfermó, desde su casa. Daba gusto leerlo, y también reflexionarlo y orarlo.

Ese poema ”Morir sólo es morir” está en su libro “Razones desde la otra orilla”, en Sígueme, Salamanca.

Maria Luisa dijo...

Querido Paco-
- Quizá la vida ahora va tan rápida, o tal vez entonces todo era más sencillo, o cuando eres niño todo se vive más intensamente.
Me alegra que recuerdes a tu abuelo, la de cosas que tendría para contar con una vida tan arriesgada y a la vez preciosa.
¡La mar era suya!

No me extraña la fascinación que sientes por la mar y los cielos...

Besicos.

Maria Luisa dijo...

Nurita: Mi querida niña, que alegría que una "personita" tan linda, tan joven me visite.
Tienes un blog muy bonito leyéndolo pareces más mayor.
¡Me gusta...! ¡Te seguiré!

Tengo dos nietas casi de tu edad, tienen 14 y 11 años.
Si no te importa con tu permiso te llamaré:
" Mi nieta NURITA"
Gracias por tu visita, me haces muy feliz.

Besicos.

Maria Luisa dijo...

Miguel Ángel- Ya te dije que por tu edad y por la mía conocerías la revista.
Buscaré su libro: "Razones desde la otra orilla"
Creo que me hará bien.
¡ Gracias!

Saludos llenos de cariño.

Nurita dijo...

para mí es un auténtico honor!!!:)y no sabes como me halagan esas palabras!me hacen sentir muy afortunada,muchas gracias!yo también te sigo!me alegro de haber encontrado a alguien como tú por aquí,estoy segura de que nos llevaremos genial!!=D yo solamente tengo 15 añitos,y tengo que aprender de gente como tú,repleta de buenos sentimientos y de mucha experiencia por lo que he leido.Tengo que aprender mucho de tí!!

besos,cuidatee!^^

Maria Luisa dijo...

Nurita, mi tesoro...
La que aprendo soy yo de vosotros/as.
Sois jóvenes con ideas nuevas, la tecnología no os aturde para vosotros es como recitar el:
A E I O U
Ya ves que me blog es sencillo, (entre nosotras), no doy más de si.
Gracias por aceptarme tal cual.
Voluntad pongo. ¡Es verdad!.
Me alegro de haberte encontrado.

Muas, Muakis.

Yaya LU.

salvadorpliego dijo...

Bravo!!!! Para aplaudirlo y guardar silencio.

Saludos.

Maria Luisa dijo...

Don Salvador Pliego, es un gran honor que me visite.

¡GRACIAS !, miles de gracias...

Un saludo lleno de cariño

media luna dijo...

Querida Marisa:
He estado ausente de muchos blogs.He estado ausente casi de mi misma. Ahora leo tu pérdida, e imagino que por muchos años que pasen siempre queda ese poema, ese recuerdo imborrable. Yo acabo de perder a mi segunda madre, que para mi suerte, es como si hubiera tenido dos, y todavía siento su mirada en la punta de mis dedos. Todavía no me resigno y sé que habré de hacerlo. Te leo y me invade la paz. Te leo y me digo que su última mirada me llenó de amor y eso me dará la fuerza que necesito para echarla de menos.
Un beso agradecido.

Maria Luisa dijo...

Media Luna-
Muchas veces tenemos tantas cosas a las que acudir, problemas grandes, pequeños, el día a día nos agobia, el bajón por las circunstancias por las que has pasado tu al perder a un ser querido.
Dices bien: " Sientes su mirada en la punta de los dedos"
Y la sentirás siempre.
Lo se por experiencia.
Recuérdalas: ¡Ellas no te dejaran!.

A veces me gustaría tener una fe ciega, como cuando era pequeña.
Creer que se van a un sitio mejor, que no nos olvidan que "Alguien"
los cuida.
¡ Ya no lo sé...!

Un beso lleno de cariño para ayudarte a superar estos malos momentos.
Te quiero.