lunes, 1 de diciembre de 2008

" ELLOS..."

Hay meses que al ser nombrados nos traen inmediatamente una montaña de recuerdos.
¡ Diciembre es especial !

Es un mes cargado de melancolía, se nos pide comprar, regalar, vivir, soñar...
- Se nos pide más que lo que Diciembre nos da.
- Diciembre más que dar, resta.
Resta ausencias, sueños incumplidos con eso hemos de seguir emprender nuevos caminos, desearnos Felices Fiestas, ¡SER FELICES!.
Han pasado doce meses hemos vivido un año más, también en ciertos momentos hemos inventado un año "irreal" para seguir...

Siempre cuando llega Diciembre me pregunto:
¿ Por qué las personas queridas que ya no están físicamente con nosotros se hacen más presentes?.

"ELLOS", permanecen, los llevamos dentro, son parte de nosotros mismos.
En estas fechas es difícil aceptar que "ELLOS" ya no están con nosotros ni estarán nunca.
Sin embargo su presencia en estos días está más viva.
Miramos y recordamos el lugar que "ELLOS" ocupaban en nuestra mesa, llenos de cariño, de risas, proyectos, ilusiones.
- Sus gestos, las bromas la alegría en una noche como Nochebuena,o Nochevieja, recordamos su manera de ser, sus manías, sus mimos, forman parte indisoluble de nuestras vidas.
Es difícil aceptar que solo están en nuestro pensamiento.
¡Les seguimos queriendo...!
Aceptamos esta separación, tenemos que pensar que siempre estará esa "línea" que nos une, una línea que no se interrumpe y que en "ELLOS" tenemos una mirada familiar, protectora, amiga.

Son fechas alegres y tristes al mismo tiempo, días de confusión, de reuniones familiares, celebramos que estamos vivos que es bueno reencontrarse.

La vida sigue su camino, hay nuevas obligaciones, nuevos matrimonios, separaciones, hijos, nietos... eso conlleva otra manera de ver las cosas.

Pondré mi Belén, es ya parte de mi vida, de mis sueños.

Cuando lo traje de casa de mis padres a la mía, quería compartirlo con mi marido, mis hijos, mis nietos. En parte esa ilusión se ha cumplido pero se quedo mucha de esa ilusión por el camino. Mientras pueda seguiré la tradición.

Es verdad que todas estas cosas forman parte de la vida más teatral, más efímera, que ni el Belén y el Árbol hacen la Navidad más feliz.
Yo me agarro a ellas, a mi infancia, adolescencia, juventud y ahora a la madurez.
Colocaré mis figuras de barro, el puente para el río, las casitas de corcho comprado todo con mis ahorros de niña.
El Árbol que ahora tengo tan especial..., es un cepellón de abeto de "mentira", pero está lleno de recuerdos.
Cuando lo vaya sacando todo de las cajas que durante un año han estado descansando, les diré:
"Aquí estamos otra vez". ¡Compartamos estas fiestas!

María Luisa.

20 comentarios:

marisa dijo...

Siempre con tu ternura, con esa mirada sabia de las cosas que pasan. Gracias por compartir tus sentimientos, tu humanidad, tu autenticidad. Eres estupenda, por todo...

Camarandante dijo...

Me sumo a las palbras de Marisa y te mando siempre mis abrazos y le agregamos besos!

MiMundo dijo...

...te leo y siento como quiero aprender de tus palabras...me gusta leerte...me gusta venir y pasar ratitos contigo...aunque, a veces, no te diga nada...un abrazo...

William Alexander López dijo...

A mi me pasa lo mismo en ciertas ocaciones del año, pero sobre todo en este mes, "Ellos" se vuelven más presentes ... vienen los recuerdos.

Un Fuerte Abrazo

Maria Luisa dijo...

Mi querida Marisa: Gracias por comprenderme. Se que en estas fechas a pesar que sois jóvenes también tenéis algún recuerdo especial.
Un beso, grande, grande.

Maria Luisa dijo...

Camarandante, recibo tus abrazos los siento cerquita, cerquita, a pesar de estar viajando tan lejos por el Camino del Inca.
Te sigo, te acompaño, disfruto.

Un besooooo.

Maria Luisa dijo...

Mimundo: Que suerte he tenido al encontrar personas que se identifiquen conmigo.
Me siento querida, no hay nada mejor que sentir esa sensación y la alegría que siento con tus visitas.
Un besazo. Gracias.

Maria Luisa dijo...

Mi querido Willian: Seguirán en nuestra memoria hasta que nosotros seamos "ELLOS". También nos recordaran. ¡Seguro!

Un beso

Tracy Lord dijo...

Que palabras tan tiernas, Mª Luisa... tú si que sabes dar ilusión a estos días, a estas fiestas...
Hoy no te digo mucho más... los estornudos no me dejan pensar!
Abrazos, pero sin estornudos de por medio...

Marta dijo...

Bonito relato, Mª Luisa.
Estoy deseando volver a ver tu Belén que a mi también me trae recuerdos.
Yo lo intento, intento poner luz como tú a estos días, pero no lo consigo. Ni siquiera por mis hijas. Empieza el mes y yo ya estoy triste, melancólica. Me gustaría esconderme estos días y volver a aparecer en Enero.
Un besazo, guapa.

Isabel dijo...

Es increible la sensibilidad que transmites. Los recuerdos son inevitables y las ausencias duelen, pero con tu belén, seguro que serán unas navidades preciosas.
Un beso

Wally Neuzil dijo...

Transmites una gran ternura y sensibilidad en cada uno de tus textos. Entiendo como te sientes, las ausencias en diciembre se hacen grandes. Sin embargo, para mi la navidad es muy especial: gran parte de mi familia vive lejos y sólo nos vemos una vez al año, en navidad. Con todo, las ausencias pesan.
Un abrazo.

media luna dijo...

Tu mensaje no puede ser más alentador, y sin embargo me invade una tristeza infinita, injustamente empática, al borde de las lágrimas y a la vez con una enorme esperanza de poder llegar alguna vez a vivir la ausencia con la misma serenidad que transmites.
Me emociona compartir contigo la tradición del belén. No recuerdo un sólo año donde haya faltado mi belén. Ya te dije lo una vez, pero es que cada figurita es un recuerdo que lo dota de vida propia. Por razones que superan mi voluntad, este año es el segundo año que faltará en mi casa, pero espero que todos mis personajes sepan disculparme y esperar pacientes mi vuelta. Entre tanto, no faltan los principales. La Navidad da para mucho. Es como si la energía que te roba se convirtiera en un motor que la regenera.
¡Viva la Navidad!
Un beso navideño.

Olga B. dijo...

Mantienes la mirada limpia, Maria Luisa, a pesar de las ausencias. Entregarte a otros (a tus nietas, sobre todo) es la mejor manera de que el dolor deje sentir también la alegría de los que aún están.
Te admiro por tu falta de victimismo y por tu sencillez.

Un beso, Reina.

Maria Luisa dijo...

Hola Tracy Lord, quiero poner ilusión, deseo que sea así, intento disfrutar, sentir.
Siempre digo: Si damos, también recibimos.
(A curar el catarro).
Besitos dulces que son los que curan...

Maria Luisa dijo...

Mi querida Marta, mi "niña". La vida es un regalo inesperado, tienes dos hijas maravillosas, (mis nietas), Miguel que te adora, y todos, todos te queremos.
Hay una frase que dice: "Pocos encuentran en esta vida el cariño que necesitan"
Marta eres afortunada lo has encontrado. ¡ DISFRÚTALO!
Espero vuestra visita a mi pequeño Belén. Os quiero.

Maria Luisa dijo...

Isabel, gracias por comprenderme. Como tu bien dices y sabes, entiendes las ausencias.
"Ellos" seguirán siempre en nuestro recuerdo en estas fechas y siempre.

Un beso grande.

Maria Luisa dijo...

Wally Neuzil, me alegro que os podáis reunir, celebrar que estáis juntos, que os queréis, os necesitáis, decirlo muchas veces.
Suena tan bonito...

Recibir todos un abrazo Navideño.

Maria Luisa dijo...

media luna: Gracias por participar de un dolor que te es ajeno pero que lo haces un poco tuyo. Compartiremos si es posible relatos como los que escribes llenos de : "Magia", "Ilusión",
"Despedidas" ,"Cosas", "Secretos" hasta "Amigos Invisibles"

¡FELIZ NAVIDAD!

Maria Luisa dijo...

Mi querida Olga: Siempre aciertas con las palabras, sabes jugar con ellas, hacerlas comprensibles para todos.

Un beso a una gran escritora y maravillosa mujer.