jueves, 11 de diciembre de 2008

CONVERSACIONES...

Tenemos dos días de la semana yoga.
- Después de estar durante hora y medía calladas con respiraciones profundas, haciendo ejercicios, con música suave, al terminar la clase tenemos que coger "número" para poder hablar todas.

Hoy la conversación mayoritariamente ha tratado de las Fiestas de Navidad.
- Comentando que los hijos y nietos van a venir o que ellos irán a visitarlos, los preparativos de las cenas, comidas, regalos...
La mayoría por la edad tenemos algún que otro problema de salud, a todo eso se añade el desplazarse a otras ciudades, el frió... los nietos que se hacen mayores, que si las novios/as, que prefieren disfrutar de las fiestas de otra manera, esquiando, viajando.

Cuando hemos terminado la conversación y de vuelta a casa, me decía:
- Prácticamente estamos todo el año juntos, ahora más que nunca hay toda clase de facilidades para estar en contacto, pero llegan estas fechas y parece que por fuerza nos tenemos que reunir, ser felices.
¡ La tradición manda...!
Todo lo quiero ver en positivo, dije que "SIEMPRE, SIEMPRE", celebraría "TODO" por pequeño o grande que fuese, en este caso las Fiestas de Navidad.

Sin embargo al llegar a mi casa me invade una sensación de vacío.
- Pongo la TV. y ahí está el anuncio de un producto muy famoso cantando:
" Vuelve a casa, vuelve. Vuelve a tu hogar".
Me digo: Que oportuno...

Estos días me agobian un poco y a la vez quiero celebrarlos con mucha ilusión para amortiguar las ausencias.
Se que el paraíso no está aquí, o quizá sí...
En estos momentos me dejaría ir con el vaivén de la marea, que me llevase de acá para allá. Dejarlo todo al azar.
Se que ninguna Navidad podrá ser igual a las que se fueron, necesito hoy más que nunca decir a todos los que quiero:
¡ OS QUIERO !

Pasara esta Navidad vendrá otra... seguiremos con las mismas conversaciones, haciendo planes. Volveremos a repetir el mismo rito, las mismas costumbres.

María Luisa.

7 comentarios:

marisa dijo...

Sí la vida es un eterno retorno de muchas cosas, pero cada vez que las vivimos son nuevas. La naturaleza, tan sabia, con sus ciclos y sus rituales nos dio el invierno para replegarnos y la primacera para florecer. Contigo uno no puede sino florecer porque tu fortaleza y tu entereza son un ejemplo de que la vida sigue y rebrota cada día. Un agradecido abrazo por seguir estando ahí y por ts generosos comentarios que tanto bien me han hecho muchas veces.

Marta Fernández Olivera dijo...

la vida en si hay que celebrarla siempre y todo, te admiro Mª Luisa y tu entereza y fuerza hacen que sea que quererte sea una cosa tan y tan facil...seguro que tu familia te adora con locura como tu a ellos, no dejes nunca una palabra en el tintel, diles siempre que les quieres, y no dejes nada para mañana, vivelos a todos!!
muchos besicos!

Maria Luisa dijo...

Marisa siempre tienes unas palabras cariñosas para mi.
Tienes razón la vida es un eterno retorno.Con vuestra ayuda rebroto cada día. Gracias.

Muchos besos.

Maria Luisa dijo...

Marta, entre todos me habéis ayudado a seguir, escribo para deciros que os quiero y a la vez sentirme querida.
No quiero dejar nada para después.

Os quiero.

William Alexander López dijo...

Ninguna Navidad podrá ser de igual forma que las anteriores, por eso es importante que esta la disfrutes al máximo, la vivas cada momento para que sea mucho mejor al lado de tus seres queridos.

Un Fuerte abrazo

Maria Luisa dijo...

William, sí es verdad todo ha canbiado, pero la ilusión, ni los sueños me los podrán quitar, a "ellos"", me sujeto con fuerza.

Muchos besos.

Maria Luisa dijo...

William, perdona, por mi falta de ortografía, "Canbiado".
Prometo como tarea escribirla muchas veces.

Un abrazo