sábado, 1 de mayo de 2010

¡¡¡¡¡ SOMOS AFORTUNADAS !!!!!



¡ DÍA DE LA MADRE !

Las madres no podemos, mejor dicho no queremos ejercer un solo día, somos todos los días de nuestra vida "madres".
Todos los días son nuestros... ¡TODOS !
¡Eso es lo bonito!

Cuando tienes hijos aprecias más el cariño de tu madre, los esfuerzos , los problemas, las alegrías... te das cuenta que es una unión para siempre que se lleva en el corazón.
Cuando eres madre las frases más repetidas son:
" Que a mis hijos no les pase nada, que tengan suerte, que sean felices, que la vida sea generosa con ellos/as".
Siempre he dicho que mis hijos:
¡ Son mi mejor obra!
Los he sentido dentro de mi, acariciado, mimado, quizá reprendido alguna que otra vez.
Quería pasar por la vida y tenerlo todo.
¡ Yo lo tenía...!
Un marido encantador, un hijo y una hija.
Me sentía completa.

Muchas veces he pensado que los hijos no deberían crecer..., es puro egoísmo el que sentimos las madres.
Cuando son pequeños, su mundo somos los padres, por parte de ellos no hay dobleces, todo lo que sienten lo manifiestan tal cual.
Entonces los padres:
¡Que importantes y queridos nos sentimos!
Cuando van creciendo también, pero ya es de otra manera, se vuelven y tiene que ser así más independientes.
Parece que ya no nos necesitan tanto.
Sin embargo el dolor de perder a un hijo/a para "siempre" nos anula, nos desconcierta, nos rompe...
Nadie está preparado para eso: ¡Nadie!
¡No es justo!

Recuerdo el día de la "madre" cuando recibí por primera vez los regalos de mis hijos.
Postales con las primeras letras con trazos imprecisos, distanciados, con dibujos de colores chillones, collares hechos de pasta de macarrones, figuras de arcilla con la huella de sus manos pintadas de muchos colores o simplemente unos "dibujos", y todo eso acompañado por las palabras mágicas:

¡ PARA LA MAMÁ MÁS BUENA...!

Todos los niños/as de la clase escribíais las mismas palabras mil veces repetidas llenas de ingenuidad, tal como lo sentíais: ¡ Lo sé!
Escondiéndolo todo con ayuda de papá o los abuelos para darnos la sorpresa a las madres.
Sin embargo al leerlas para cada madre sonaban distintas, exclusivas, nuevas:
¡ ÚNICAS !
( Aun las conservo, que preciosas son).
Cuando llega esta fecha, las leo y releo, las miro.
¡Ya nada importa...!.
Ni los años pasados, ni los vientos a veces adversos que la vida nos trae, ahí están guardadas para siempre la ingenuidad, la dulzura, el cariño...la infancia.

Cuando erais pequeños soñaba que os hicieseis mayores rápidamente, quería ver como os desenvolvíais en la vida, vuestros progresos... no me daba cuenta que a la vez os alejaríais un poco, estudios, amigos...
Cuando crecisteis quería que se detuviese el tiempo...
¡No puede ser, ni lo uno ni lo otro!.

En el día de la "Madre" vuelvo atrás, busco los recuerdos, los momentos... y los encuentro... ¡Soy feliz!
He sido afortunada, siempre me he sentido y me siento querida por mis hijos.

Aunque sea un (invento comercial) todas las madres esperamos, no regalos... ¡NO!
- "Bueno tampoco están mal y se agradecen"
Pero, con un beso, una llamada de teléfono, un mensaje en el móvil o un abrazo en cualquier momento, cuanto bien nos hace.
Ese es el mejor regalo para las "Madres".

Muchas sois madres y recibís por primera vez al igual que yo hace años... postales, collares , pulseras hechas por vuestros hijos/as, cajitas... se que sentís la misma emoción cuando leéis:

¡ PARA LA MAMÁ MÁS BUENA !

De los hijos/as mayores recibimos su cariño, su dedicación sus abrazos...

¡ SOMOS AFORTUNADAS !


María Luisa.

(Como estoy un poco "sensiblona", este texto lo escribí el año pasado ya me perdonareis, tal vez no sabría que añadir o decir más.)
Os quiero.

12 comentarios:

Senovilla dijo...

Y mucho, así que te felicito y te mando besos de toda la familia.

Un abrazo

Marisa Peña dijo...

Sí querida, somos afortunadas...tu familia también lo es, y lo sabe.Un besazo

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...FELICIDADES!!!!!!
Muchos besos.

angela dijo...

María Luisa, así es somos madres todos los días e hijas lo mismo. así que te felicito por este entrada tan sensible a quienes damos vida y quienes nos la dieron. Que tengas una estupenda tarde de domingo y una mejor semana.Recibe un abrazo sincero

Mercedes Cardona dijo...

MIS PENSAMIENTO. MERCE CARDONA.

Dice, cuanta razón, nosotras somos madres cada día.

Te añoro en las tertulias literaris, el día 13 es el último de la temporada. Me daras una alegria si vienes....

Besos

Balovega dijo...

Hola amiga..

Paso a darte un gran besote por el día de las mamas y, decirte que pases por casa, tienes una sorpresa..

Miles de besotes de buenas noches.

Balovega dijo...

Hola.. gracias a ti por ser tan bella... un Muaksssssssss muy grandote... cuiídate niña...

josefina dijo...

Gracias por tus textos tan bonitos y en los que dices tantas cosas, y me haces sentir tu sensibilidad.
Te quiero amiga

Miguel Ángel dijo...

A vaguería tú no me ganas. De modo que si tú no has querido trabajártelo o no has encontrado algo mejor que decirnos, tampoco yo. Aquí repito el mismo comentario que te puse hace un año:

¿Y qué más voy a añadir yo? Pues, ¡ya está!, lo mismo que dije el domingo cuando alguien de entre mi gente levantó la voz y dijo: “Pidamos al Señor por todas las madres, que hoy es su día”. Y yo, ya no sé si antes de que todos dijeran: “Te rogamos óyenos”, y si fue después, tercié –como siempre interrumpiendo el rito y el orden, que es que soy así de metepatas- y dije que a las madres no se las tiene que recordar en un solo día y encima a instancias de lo comercial (creo que hasta aludía al corte inglés como inventor de esta historia), sino siempre, cada día; y si no se la puede llamar por teléfono tan asiduamente, que lo hagamos mucho antes de que nos haga falta que nos lave las sábanas o nos cosa las coderas del pijama.

Y si la madre además es abuela, que la dejemos disfrutar de los nietos, pero sin agobiar, oye, que es que ahora se os está convirtiendo en auténticas canguros todo terreno. Y sí, vosotras estáis disponibles siempre, pero que sin abusar…; trabajos, agobios, relaciones sociales, salidas para esto o para aquello…, se convierten en excusas u ocasiones para colgar a la niñez en casa de los abuelos, que para eso están, sin caer en la cuenta de que sois abuelos, no padres, y las fuerzas ya no son lo que fueron…

Termino: ¡Feliz maternidad, feliz abuelez! Que suerte tener a los hijos, y tener también a los nietos. Y que suerte que unos y otros, acudan hoy y siempre a darte un beso y un regalo, y decirte: Te queremos.


¿A que tampoco estuvo mal entonces y también vale para ahora?

Pues ¡¡¡FELICIDADES!!! y besos con un sol vergonzante, a pesar de ser mayo florido y hermoso. (¡Qué frío he pasado esta mañana!)

Junkal dijo...

No hacen faltan las palabras en esta entrada así que lo que te dejo esta vez es un beso enorme. Sois afortunadas sí ;-)

SEFA dijo...

Mi querida Mª Luisa, estoy de acuerdo en todo lo que dices, es un dia de celebración, pero las madres estan ahi los 365 dias, un año y otro y es verdad, con que poco nos conformamos, una llamada, un correo y ya cvuando vienen a casa y los volvemos a tener alrededor de la mesa, la alegria es inmensa y claro ya no somos 5, somos 14 y no importa el tiempo en la cocina si luego dicen, "que rico mamá" con eso ya estamos pagadas y felices.
Espero que pasaras un buen dia y te mando mi cariño y un abrazo especial.SEFA

Maria Luisa dijo...

¡ SI SEÑOR SOMOS AFORTUNADAS !

También los que comparten con nosotras estas experiencias.

Senovilla

Marisa Peña

Fernando Gonzalez Seral

Angela

Mercedes Cardona

Balovega

Miguel Ángel

Junkal

SEFA

Miles de besos llenos de gratitud.