martes, 8 de diciembre de 2009

.... EL JUEGO !!!



He recordado una historia que escribí hace un tiempo, os la quiero contar.

María y Josefa eran amigas desde siempre.
Crecieron en el mismo barrio, fueron al mismo colegio... compartieron amigos/as comunes, se casaron, tuvieron hijos, nietos...

En realidad eras tres las "amigas del alma" como les gustaba llamarse, la otra amiga era Luisa.
Cuando eran jóvenes y llegaban las vísperas de Navidad tenían por costumbre reunirse a cenar en un buen restaurante, decian: "Un día es un día"
Llevaban años haciéndolo.
Cenaban, hablaban de sus cosas, en fin se ponían al día.
Se dijeron que mientras pudieran la cena de las Fiestas sería "sagrada"

Hace años que Luisa no se encontraba muy bien , había muerto su marido y desde entonces todo se le hacía cuesta arriba, había sido su apoyo, y como ella decía su,
-"Gran amor".
Además tenía problemas con su piernas, Luisa comentaba:
"Tengo la circulación peor que una capital en las horas punta".
Pero oye, con el andador, no veas que velocidad alcanzo.
Luisa era alegre, parlanchina, si la dejaban hablar no había manera de meter baza.

María y Josefa, iban a menudo a visitarla "por las dichosas piernas" como diría Luisa. ¡ Que si no...!
Siempre le llevaban un pequeño "cariñico" unos dulces, un pañuelo para el cuello que ella agradecia de corazón.
Cuando se acercaban las Navidades iban con más frecuencia y como siempre volvieron a comentar sus cosas...
Siempre era igual, siempre el mismo tema..., marido hijos nietos.
Cada una contaba como le iba la vida.
Los hijos ya casados, los estudios de los nietos, el trabajo, las dificultades, los novios/as de estos, que si viven juntos, ayyyy que vida...
(En nuestra época , ni salir de noche)

María que siempre había sido más pizpireta le dijo a Luisa:
"Menudo mocetón, que nos ha abierto la puerta..."
-Luisa, rápidamente contesto: " Es amigo de mis nietos..."
- Ya sabéis que están conmigo por los estudios, y además tengo compañía...
No me dejan hacer nada, no sabéis como me cuidan -.
Luisa comento: Bueno ahora por Navidad limpio el cardo, la tradición, es la tradición.
Luisa extendió las manos hacía sus amigas, dijo:
"Mirar como se me han puesto las manos, negras de limpiar el cardo"
-Las manos que mostraba eran blancas, suaves -
Me gusta limpiarlo con cuidado y eso lleva tiempo.
(Mientras yo viva habrá cardo)

( (El cardo es una verdura muy típica de Aragón para estás Fiestas de Navidad)

Luisa continuaba hablando y diciendo: La gente joven no se lía tanto, con un "picoteo" ya les vale.

María le pregunto: ¿ Como van tus labores de ganchillo?
A Luisa se le iluminaron los ojos, llamo a Daniel "el mocetón" que les había abierto la puerta.
Por favor Daniel: Quieres ir a mi habitación y en el armario están las puntillas que he hecho, me han quedado preciosas.
María y Josefa, le dijeron: Luisa no te molestes...
Luisa continuaba hablando decía: " Si no fuera por estas piernas iría yo"
Ahora que tengo tiempo, estoy haciendo ajuares para todos, (hijos, nietos, sobrinos).
Volvió Daniel con una caja llena de puntillas, pañitos, parecía una mercería.

Intervino Josefa,- No te sepa malo Luisa, pero la gente joven no es amiga de planchar, no tienen tiempo..., trabajan igual ellos que ellas.
¡No te compliques la vida.!
Llevas razón Josefa, el otro día hice y deshice cuarenta veces esta puntilla.

De vez en cuando entraba Daniel, preguntaba a Luisa si necesitaba algo.
Ella siempre contestaba lo mismo:
Daniel, lo tengo todo!, ¡ No te preocupes...!

Josefa miró el reloj dijo: "Se hace tarde y aún nos queda trozo para llegar a casa".

Desde el salón se veía un jardín cuidado, con los árboles podados.
¡Estaba anocheciendo, iba cayendo la niebla...!
Antonia miro a Luisa y le dijo:
" Tu con la excusa de las piernas, aquí como una reina"

Se abrazaron fuerte, querían prolongar el momento, se desearon
¡ Felices Fiestas! .
- La llamarían por teléfono, pero hasta pasadas las Fiestas ya no la visitarían. Familia en casa, vacaciones de nietos, compras...

- Luisa llamó a Daniel, para que las acompañara.
María miró a Luisa, le guiño un ojo y le dijo:
¡ Menudo Mocetón!
Se rieron todas.

Al salir a la calle las dos amigas se abrigaron bien, las luces de Navidad lo iluminaban todo, había caído rápidamente la noche, y la niebla se iba haciendo más espesa.

María y Josefa se cogieron del brazo, caminaron bastante tiempo en silencio.

Josefa exclamó: ¡ Que bien cuidada está...!
¿ No te da un poco de envidia...?
¡Que feliz se le ve a Luisa!

María no la escuchaba, dijo con un hilo de voz:
"Cada vez este JUEGO me parece más cruel..."
Van pasando los años y me duele más esta situación...

Siento mucho frío y esta dichosa niebla se me cuela hasta el alma.
¿ Por qué a Luisa, la vida le ha llenado las manos de caricias que no puede dar, ni a hijos, ni nietos...?
¡ Es injusto...!


Al cabo de un rato, Daniel le pregunto a la hermana de la residencia:

¿No sabía que la Sra. Luisa tuviera hijos y nietos...?
Ahora comprendo con que ilusión hace siempre ganchillo...

La hermana miró a Daniel y exclamó:
¡ Como se nota que acabas de incorporarte hace poco a este trabajo...!

Luisa y sus amigas en Navidad:
- "Juegan a creer y hacer creer que están llenas de amor, de sonrisas alegres, que han tenido una vida plena, con hijos y nietos, que nunca han tenido ninguna pena, que todo ha sido un fluir de vivencias agradables".

La hermana le dijo a Daniel:
-Luisa nunca tuvo hijos, pero los de sus amigas suplieron las caricias que le faltaban, las que nunca pudo dar, ellas hicieron el milagro.
Vienen a verla con frecuencia los hijos y nietos de sus amigas, y ella los llama llena de amor "Mis Hijos , Mis Nietos"

Sabes Daniel, cuando juegan a este "JUEGO " , siempre ganan los hijos y nietos de Luisa.
¡Siempre!

"Nada sabemos de los días venideros, pero todos pensamos en ellos"
A esperar otra Navidad.


María Luisa.

P.D.
- He disfrutado de este puente con las personas queridas, he sido feliz, muy feliz.
Os quiero.



20 comentarios:

josefina dijo...

Hola María Luisa, Bonita historia y llena de amor, y serenidad.
Yo tengo una amiga ingresada en un centro de cuidados paliativos y estas navidades que estaré en Lleida procuraré darle mucho cariño.Mi amiga tampoco tiene hijos.
Un besico

Maria Luisa dijo...

Querida Josefina-
No cuesta nada hacer felices a los que queremos, solo con una visita, recordándolos, escuchando las historias mil veces repetidas, es un acto de amistad, cariño, de amor...
Quizá porque la edad me persigue me veo reflejada en esta historia.
Y con la vida de los hijos y nietos tan ajetreada que llevan.
Te deseo lo mejor para toda tu FAMILIA y para ti en estas Fiestas y siempre.

Te quiero Josefina.

Isabel dijo...

Impresionante la historia, llena de amor y ternura. Un beso amiga

Maria Luisa dijo...

Isabel
Mi querida amiga "luchadora", se que entiendes bien el mensaje de esta pequeña viviencia mía.

La vida es así de real y a la vez está llena de amor.

Besicos especiales.

SEFA dijo...

Precioso como siempre tu relato y veo que la amistad para ti es una cosa importante, se ve reflejado en todo el escrito, yo veo en él, a muchas personas y ahora todavia más, la vida es prisa y las residencias estan llenas de esas personas que al no tener a nadie llegan alli, pero Luisa tiene suerte tiene a sus amigas y a sus "hijos y nietos", que hecen que por lo menos tenga esa ilusion de hacer las puntillas para los ajuares.
Como siempre te digo deberias publicar lo que escribes, seguro que mucho mejor que lo que muchas veces leemos, un beso querida amiga.SEFA

salvadorpliego dijo...

Hay que jugar a ese juego... Y siempre tirarle a ganar.
Precioso historia.

Un gran abrazo para ti.

Miguel Ángel dijo...

Como me has dejado sin palabras, las suplo con un beso.

El resto te lo mando por email.

Balovega dijo...

Hola mi niña... paso a darte un besote.. luego vengo a leerte ahora tengo que salir corriendito a trabajar... muakkkssss

Maria Luisa dijo...

Querida SEFA-
Tienes razón en lo referente a la amistad, a veces un buen amigo/a le puedes confiar quizá más cosas que a tu familia, unas veces porque ellos están en la misma situación que tú te encuentras y no quieres angustiarlos más.
Otras, porque los amigos/as te hacen ver las situaciones desde otro punto de vista, con cariño, Sí, y a la vez de otra manera.

Es verdad que el que tiene un amigo tiene un "tesoro".
No me cansaré de repetirlo, por las circunstancias vividas, he sido afortunada me han comprendido, ayudado, animado, hasta me han hecho sonreír quizá en momentos difíciles.
María José:
¡Como me quieres...!
Me conformo con escribir para los que quiero y recibir el cariño de los que me leéis.
¡Se puede pedir más!

Mi querida amiga María José ,
¡ Te quiero !

Maria Luisa dijo...

Buenas noches Salvador-

La vida es un juego ...
Muchas veces solo depende de nosotros, el jugar y ganarle la partida.
Es un placer tenerte en mi pequeño blog.¡Gracias!

Muchos, pero muchos besos,
¡ Gran poeta!

Maria Luisa dijo...

Querido Miguel Ángel-

-Gracias por el email.
Gracias por estar ahí, por ser como eres, todo comprensión, dulzura, delicadeza, calidez...

Un beso grande, grande, desde el Cinca Medio hasta tierras Castellanas.
¡ A cuidarse del frío!.

Maria Luisa dijo...

Balovega-

Tesoro, para trabajar no "corras"..., bueno aunque como está el patio no es cuestión de no correr, no va mal adelantarse un poco... por si acaso.

Te quiero "muchismo".

Patty dijo...

Hola María Luisa!
Un bonito juego, una bonita historia, aunque la vida no nos de todo lo que deseamos, por lo menos tenemos el apoyo de seres queridos que suplen esas carencias!

QUE PASES UNOS FELICES DÍAS YAYA LU!

Te mando miles de besos!!

Tracy Lord dijo...

Pues si, Yaya, tienes razón, en este juego ganan tanto los que dan los cariños como quienes los reciben. Con solo un poco de tiempo se puede dar mucha alegría!
Besotes!

Maria Luisa dijo...

Patty tesoro-
Esas personas que están a nuestro lado nos ayudan y mucho, pero nosotras también tenemos que decirles: Por favor, ¿ Podéis ayudarme...?
Queremos hacernos las fuertes, hacer creer que no pasa nada que somos autosuficientes y ellos/as al igual que "nosotras" nos necesitamos.
A veces nos da apuro pedir ayuda.
Patty, cuenta conmigo SIEMPRE, yo esperaré una palabra mágica tuya que me ayude a seguir.
La¡ Necesito!
Seguro que así lo harás, no una si no mil palabras si hace falta.

Te quiero mi dulce Patty.

Maria Luisa dijo...

Tracy Lord-
Es un juego el del cariño en el que "todos ganamos", los que lo reciben y los que nos sentimos queridos.
A veces una palabra cariñosa un gesto, puede levantar el ánimo y un día triste y espeso convertirse en luminoso, no cuesta nada.
Tracy Lord, a practicar, a dar cariño y a recibirlo.

Te quiero mucho, mucho.
(Yaya LU)

Junkal dijo...

Ay María Luisa cada vez que vengo aquí aprendo una nueva lección... mil gracias de corazón, sé que me queda mucho por aprender y estoy dispuesta a ello. La vida es un juego a fin de cuentas, a veces no tan bueno como esperábamos pero siempre aperece la tarjeta de "Sigue jugando" ;-). Un beso enorme y gracias por tus palabras en mis rincones.

Balovega dijo...

Hola y buenas noches mi querida amiga, preciosa historia como siempre llena de amor y cariño, eres una persona increíble siempre que vengo a verte aprendo de tus vivencias.

Un gran abrazote de bella semana y dulces sueños

Maria Luisa dijo...

Querida Junkal-

Hemos tenido que aprender por "necesidad" que la vida es un juego, solo depende de nosotras intentar ganar la partida.

Te quiero. Besazos.

Maria Luisa dijo...

Balovega-

Gracias por tus visitas, por tu comprensión.
Balo, quiero dar cariño, se me quedo tanto por dar por el camino...
Que ahora tengo necesidad de repartirlo.

Besos TESORO.