lunes, 10 de agosto de 2009

...... SAMARCANDA !




Hace tiempo oí en la radio un relato que leyó D. Luís del Val.
Lo busque en Internet y os lo transcribo.
Dice así:

- Dicen los árabes con su sabiduría antigua que por mucho que madruguemos, antes, mucho antes, se habrá levantado nuestro Destino.
Los griegos decían que el Destino dormía en las rodillas de los "dioses".
No hace falta mucha imaginación para saber que hasta los "dioses" cambian a menudo la posición de sus rodillas-.

Un paje de un poderoso rey se encontró con la Muerte en los jardines del palacio y huyo hasta las habitaciones reales para pedir consejo al rey.
"Ve a las cuadras dijo el rey, toma mi caballo más brioso y huye a Samarcanda"
Un rato después el rey paseó por el jardín y volvió a tropezarse con la Muerte.
¿ Por qué persigues al paje más joven y más inteligente, por qué lo azuzas durante esta mañana...?

La Muerte tranquila, fría, le respondió:
" Yo no persigo a tu paje esta mañana, pero ahora que lo nombras, recuerdo que tengo una cita con él esta noche en Samarcanda".


He vuelto de vacaciones por un motivo triste, la muerte de el marido de Menchu una amiga muy querida.
- Aparte de la amistad nos unían unas circunstancias muy especiales.
Vinieron a Monzón desde Palencia por motivos laborables.
Nos casamos en el mismo día 25 de Abril del año 1.964, a las 12,30 horas, ella en Palencia y yo en mi tierra. Tuvimos nuestro primer hijo con unas horas de diferencia, quizá eso nos unió más, las dos madres jóvenes, nuestros maridos compartían también empresa.
Sus hijos y mi hijo/a compartiendo juegos, estudios.
Nació una amistad casi de hermanas, ella con su familia lejos en aquellos tiempos Palencia estaba muy, muy lejos.
Mariano su marido un hombre encantador, educado, siempre con una palabra cariñosa, metódico.
- Había tenido algún susto con su corazón pero todo lo iba superando, físicamente estaba bien. Menchu desviviéndose para cuidarlo, a todo esto se añadía que dos de sus hijos son médicos y estaban siempre pendientes de él.

Desde que se jubiló por la mañana iba a por el periódico, caminando de vuelta a su casa la Muerte ya no le dio otra oportunidad, aquella mañana "Ella" lo encontró en Samarcanda.

Estoy muy afectada, para mi esta familia es como mi propia familia.

Como siempre digo: Vamos a seguir, vivir, soñar, recordar, aprovechar los momentos, decir lo que sentimos, a fin de cuentas amarnos hasta que llegue:
"Ella" y nos encuentre en "nuestra SAMARCANDA"


¡ OS QUIERO!

María Luisa

---------------------------------------------------------

Voy a continuar mis vacaciones.
Quiero aprovechar, sentir este verano caluroso, tormentoso y a la vez hermoso y apaciguar mi ánimo.
Si todo va bien ¡ Hasta septiembre...!


Os dejo todo mi cariño, mi amor.





12 comentarios:

Camarandante dijo...

...tienes mi mas sentido y cariñoso abrazo.
Besos, bella mujer.

Olga B. dijo...

Lo siento mucho, María Luisa, he venido en cuanto me has escrito porque me has asustado.
Es verdad que cuando se van los amigos con los que hemos compartido la vida, se nos va también un poco de vida.
Es tristísimo, además, cuando no lo esperamos y no podemos ni despedirnos... Ella siempre nos espera en Samarcanda, pero la vida nos rodea todavía en cualquier parte.
Ánimo y un beso.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...yo también lo siento mucho, y me imagino lo mal que lo estarás pasando, solo te puedo decir que ánimo, que esto sigue hasta que nos toca, y que creo que hay que vivir al día, como si ese día fuese el último.
Un beso.

Lujo dijo...

Mi niña,
Sólo te puedo decir que los siento y estoy contigo. Por favor, no te vengas abajo.
Disculpa si soy breve...pero me he emcionado.
Un inmenso y cariñoso abrazo
Cuidate un montón.

marisa dijo...

Mi Maria Luisa...¿qué decirte a ti, que tanto has sufrido? ya escribí lo que me pediste, te lo enviaré por correo.te mando mi cariño, mi apoyo, mi hombro para llorar mirisa para reir, lo sabes...

Miguel Ángel dijo...

¡Cuánto lo siento! También yo he interrumpido mis cinco días de asueto por la muerte de un feligrés. Hago el funeral, despedimos al vecino y amigo fiel y me vuelvo a dormir bajo las estrellas otro par de días.

Y es que, María Luisa, vida y muerte no paran, ni siquiera una pequeña pausa. Y mejor así, porque qué sería de nosotros si todo quedara suspendido, sin saber que la reanudación fuera un retorno o un avance…

Me uno a tu dolor y te animo a seguir mirando hacia adelante, no importa lo que nos depare ese curso vital en el que nos movemos o "nos mueven", cargados con tantas cosas buenas que nos sirven para seguir "haciendo" y "haciéndonos" con esperanza.

Un abrazote castellano.

wivith dijo...

Siempre es triste perder un amigo.
Quizás, lo peor de todo es que, por duro que nos parezca la vida continúa dejandonos un vacio grande.

Un beso Mª Luisa.

Patty dijo...

Lo siento mucho María Luisa... Pero la vida sigue... Por desgracia de algunos como yo... Recuérdale a tu amiga que seguro ya ha empezado a dejar todo bonito para cuando se reencuentren y sobretodo dile como ya te comenté una vez que lo va a hacer muy despacito para que ella, sus familiares y amigos pueda seguir viviendo y haciendo las cosas que a él le hubiera gustado hacer en vida... Qué vida tan cruel e María Luisa...
Me alegra que sigas con tus vacaciones y que sigas sonriendo para darles el placer a todos los que te queremos aquí y en el cielo de verte feliz.
Un abrazo enorme y suerte!

William Alexander López dijo...

Lo siento por la noticia triste, siempre se nos va un poco de nosotros con ellos , pero te dejo un abrazo fraternal desde el otro lado del mundo .

Besos

Manuel Arribas dijo...

He estado unos días ausente de los blog y me acabo de enterar de este desagradable suceso. Recibe mi más fuerte abrazo y compártelo con tus amigos.
Manuel

Esther dijo...

Estoy segura de que tu amiga tendrá en ti un gran apoyo. Un abrazo grande,
Esther

Maria Luisa dijo...

Un beso especial lleno de cariño para todos/as.

Camarandante.
Olga B.
Fernando González Seral.
Lujo.
Marisa.
Miguel Ángel.
wivith.
Patty.
William Alexander López.
Manuel Arribas.
Esther.

Desearía que mis brazos fueran de plastilina y daros a todos un abrazo enorme.
Gracias por vuestro cariño.

Miles de besos.