jueves, 19 de febrero de 2009

DOS MALETAS...!

Recordamos, memorizamos y no olvidamos...

Me pregunto: ¿ Por qué recordamos...? ¿ Vale la pena recordar...?

Pienso que sí. Debemos recordar.
Ya que lo que se olvida es como si nunca hubiera existido y evitar en lo posible repetir los mismos errores, o para poner en práctica lo bueno que hemos aprendido.

Somos nuestro pasado, lo que hemos vivido, sentido, creo que estamos hechos de recuerdos, queramos o no.
A veces un perfume, una canción, una frase, una mirada, un atardecer... nos trae a la memoria los recuerdos, volvemos atrás, a ese momento. Miramos un álbum de fotografías y ahí estamos, ese instante quedo gravado para siempre.
- Recordamos-.

Cuando vamos al colegio memorizamos fechas, nacimientos de personas importantes, batallas que marcaron en muchas ocasiones la vida de un país.
Ríos que fertilizan las tierras por donde pasan, donde desembocan. Estudiamos el universo, los mares, utilizamos pequeñas tretas para recordar fechas.
Son acontecimientos ajenos a nuestra vida diaria sin embargo de esas enseñanzas aprendemos, memorizamos, recordamos y no olvidamos.

Recuerdo mi infancia, mi adolescencia los momentos vividos, las personas que han compartido conmigo situaciones, momentos, vivencias...
Recuerdo y no olvido.

Con mis padres y hermana tuve amor, cariño, ayuda, protección.
Con mi marido conocí el amor.
Con mis hijos me sentí completa. ¡ Fuisteis mi mejor obra!
Me convertí en suegra de una nuera preciosa y un yerno encantador.
Con mis nietas sentí la alegría de ser abuela.
¡Que experiencia más maravillosa!
Recuerdos que guardo en mi memoria, que no olvido.

Todo me ha ayudado a crecer, madurar, sentir, disfrutar, vivir, también he conocido el dolor.
Todo me ha enriquecido como persona.
¿ Como voy a olvidar...?
Sería renunciar a una parte muy importante de mi vida.
Sería renunciar a mi propia vida.

Tenemos que viajar por esta vida con dos maletas, una llena de recuerdos y otra vacía para llenarla de los momentos que aún nos quedan por vivir.

Recordamos, memorizamos y no olvidamos.

María Luisa.

27 comentarios:

media luna dijo...

Yo tenía preparada mi maleta María Luisa. Así comienza el texto que estaba intentando escribir hace una hora y que de momento reposa.
De pronto me ha parecido difícil viajar con dos maletas, y sin embargo...
Preciosos recuerdos y preciosa tu otra maleta que seguro vas llenando.
Un beso grande

Olga B. dijo...

Hoy hace veintisiete años que murió mi mejor amiga en un accidente de tráfico. Yo tenía doce años y ella trece. Era viernes, el 19 de febrero del 82. Y apenas el miércoles habíamos estado haciendo planes... todos esos planes forman parte de una maleta que me pesa, pero que nunca soltaré.
Tú eres una maestra en llevar este tipo de pesos sin arrojarlos sobre el prójimo, que siempre tiene los mismos que nosotros o más.
Un besazo.

GatoWeb dijo...

Mi maleta debe ser minuscula, soy incapaz de recordar las cosas, ¿sabías que cada vez que recordamos algo lo cambiamos? así cuando más recuerdas un acontecimiento del pasado más distinto es del suceso original, es curiosa la memoria, te recomiendo una película "Memento", es bastante curiosa. Un beso, ahora que me acuerdo, Laia se ha hecho pupita...

Isabel dijo...

Los recuerdos son parte de la vida de las personas. Mi maleta está llena de recuerdos, buenos y malos. Un beso Maria Luisa

Marta dijo...

Prepara la maleta que tienes que ir llenando muy grande, pues seguro que te quedan por vivir muchos, muchos, muchos, buenos momentos.
Gracias, MªLuisa.
Te queremos.
Un besazo, guapa

Tracy Lord dijo...

Me encanta tu metáfora, Yaya Lu! Siempre ilusiona volver a mirar la maleta que ya tenemos llena, pero que no tiene fondo -es como el bolso de Mary Poppins-, pero también emociona muchísimo descubrir esos nuevos momentos que llenan la vacía maleta, y que, con el tiempo, van pasando a la otra...
Es todo un ciclo que se repite, y se repite, pero es una repetición estupenda!
Besazos!

SEFA dijo...

Completamente de acuerdo con tu post, seria muy triste no tenerlos y sino vease las enfermedades, que lo primero que tienen, es el olvido de todo lo vivido.
Espero que durante muchos años podamos llevar las dos maletas, un abrazo.SEFA

Maria Luisa dijo...

media luna- No la cierres del todo, siempre queda un rincón para algo más que nos olvidamos, que necesitamos, tienes mucho tiempo para llenar la primera.

Muchos besicos.

Maria Luisa dijo...

Olga B -
"Cuando un ser querido se convierte en recuerdo, ese recuerdo se convierte en un "Tesoro".

Un abrazo lleno de cariño en una fecha tan especial.
Te quiero. Te comprendo.

Maria Luisa dijo...

GatoWeb - Tienes razón mí querido Dani, los recuerdos a veces los adornamos al recordarlos, los embellecemos.
Es una defensa para que no duelan tanto.
La película la he visto es muy original.
Todos mis cariños, mis amores para mi Laia. ¡Cuidarla!.
Os quiero.

Maria Luisa dijo...

Isabel - Tu también sabes de recuerdos y como la mayoría buenos y malos.
Pero eso es porque hemos vivido, lo triste sería no tener nada en la maleta.

Muchos besos.

Maria Luisa dijo...

Marta, mi "niña"-
Quiero llenar la maleta vacía,
¡ que es muy grande...! de sueños, de besos llenos de cariño, abrazos gigantescos de todos los que me queréis y sobre todo de mis nietas Andrea y Sara.

Os quieroooooo.

Maria Luisa dijo...

Tracy Lord- A pesar de los pesares soy feliz, tengo tantos recuerdos, tantas vivencias guardadas que casi no puedo cerrar la maleta. La otra seguro que se llenará porque vosotros me ayudaréis

Un besazo de la yaya LU.

Maria Luisa dijo...

SEFA- Nosotras podemos con los recuerdos aunque pesen, la otra maleta la llenaremos de ilusión, de cariño y eso apenas pesa es tan suave, tan liviano...que no será dificil llevarla.

Muchos besicos.

Balovega dijo...

Holaaaaaaaaaaa Luisa, ya decía yo porque llevaba dos maletas, una de llenarlas de recuerdos y la otras para llenarla de lo que se me olvida, pues a veces soy un poco despistada.. jjejeje...

Besotes de bellos y lindos sueños..Por cierto viste al monstruo en la vitrina de los regalos???.. ha quedado precioso .. gracias

marisa dijo...

Mi querida maria luisa seguimos llenando las maletas, de recuerdos, de pérdidas, de momentos felices.Yo desde luego he llenado la mía con tu necesaria presencia.Besos muy fuertes

Paco dijo...

lo malo es que a una determinada edad se te agolpan todos los recuerdos... mezclados con los sueños.

saludos

senovilla dijo...

Los recuerdos forman parte de nosotros y a veces son el futuro de nuestras vidas.

Llevo muchas maletas en este largo viajes, voy quedandome con las de los que ya no están y se que los que si que esán ahora conmigo algún día portarán todo mi equipaje.

Saludos Cordiles.

Maria Luisa dijo...

Balovega- ¡Eres un encanto!
Respecto a la memoria en mi caso necesito media docena de maletas, muchas veces me pregunto: ¿ Qué venia a buscar...?
Tengo que rebobinar y empezar de nuevo.
El "monstruito" te ha quedado, chulo, chulo, majo, majo.

Un besote, ¡GRACIAS!, cielo.

Maria Luisa dijo...

Mi dulce Marisa -
Te digo como aquel anuncio de TV.
"Marisa, yo no puedo estar sin ti"
Cuando tengo un día raro, tristón, voy a tu blog y se hace el milagro.
Las nubes de los recuerdos se hacen más livianas.

Un besazo grande, grande.

Maria Luisa dijo...

Paco- Por la edad tendría que llevar una fábrica de maletas para mí sola, de momento creo que con dos, " me apaño".

Gracias por acompañarme.

Un beso.

Maria Luisa dijo...

Querido senovilla-
Me quedo con las últimas palabras de tu comentario.

"Sé que los que si están ahora conmigo algún día portarán todo mi equipaje"
Senovilla quiero creer que será así. Nos recordaran.
¡Seguro!

Muchos besos.

Maria Luisa dijo...

Quiero dar las gracias a todos/as los que pasan a visitar mi blog, amigos/as que les pasa como a mi con este mundo virtual, para leerme se aclaran pero para mandarme comentarios se les hace más complicado.
Me llaman por teléfono o charlamos un poquito cuando nos encontramos (milagro lo de poquito...)
Les doy las gracias por leer mi pequeño blog, seguir mis vivencias, animarme a continuar, porque me quieren y los/as quiero.
Somos de la generación de las máquinas de escribir marca OLIVETTI y las multicopistas.
De eso hace tanto tiempo...
Reflejado queda.

Montañas de besos.

María Luisa.

thoti dijo...

.. me gustó lo de las dos maletas.. creo que no lo voy a "olvidar".. :-)

.. un beso María Luisa..

Miguel Ángel dijo...

Pues a mí me mola más la mochila que la maleta, y encima dos.
La mochila la tienes colgada de la espalda y te permite tener las manos libres. Vas a abrir una puerta o a saludar a alguien y tienes que dejar la maleta en el suelo. Y claro, hay que mirar si hay un charco o cualquier otra cosa no agradable sobre el que apoyar el dicho cachivache.
La maleta se puede quedar olvidada en cualquier semáforo, o en el café donde entraste a tomarte un chocolate con churros o un pincho de tortilla con un corto de cerveza. No te digo la de maletas que se extravían en estaciones y aeropuertos.
La mochila tiene muchos bolsos y rinconcitos donde colocar las mil cosas que siempre lleva uno encima.
La mochila te da una fisonomía muy particular, como de quien no quiere que nada de lo suyo quede fuera de uno mismo, es como un apéndice de la propia persona.
La mochila, en fin, te dan también un aire más juvenil y un tanto bohemio.
En fin, María Luisa, yo te aconsejo que sigas guardando tus cosas buenas de antes y también las venideras, pero que te pienses si no irías mucho más cómoda con una hermosa mochila de colores, de la que puedan salir en cualquier momento los recuerdos más chisporreantes.

Maria Luisa dijo...

thoti- Gracias por comprenderme.
Me gusta perderme en tus colinas solitarias.

Un besico.

Maria Luisa dijo...

Miguel Ángel: Mi niño pero que marcha tienes...
Puede que te haga caso, quizá una mochila de colores sea más ligera.
Parece que te gusta andar ligero de equipaje.

Un abrazo